Christopher A. Pissarides

El futuro del empleo en Europa

El futuro del empleo en Europa

La Fundación Rafael del Pino albergó, dentro de su programa de Conferencias Magistrales, el día 27 de octubre de 2011, la conferencia “El futuro del empleo en Europa”, pronunciada por el Premio Nobel de Economía en el año 2010, Christopher A. Pissarides.

Según el Profesor Pissarides, “Uno de los factores que explica la diferencia en la velocidad de destrucción y creación de empleo en España respecto a Europa es la dualidad de su mercado laboral, con contratos fijos y temporales. El contrato temporal fue diseñado para permitir a las empresas ajustar rápidamente su producción en el caso de una subida de la demanda -en los momentos iniciales del ciclo expansivo-. Llegado el momento de convertirlo en un contrato fijo, asistidas por la ley y la lógica empresarial, las empresas han optado por volver a realizar un contrato temporal, con un nuevo empleado para mejorar sus beneficios. Así, la volatilidad del empleo en España ha sido mayor que en el resto de la Unión Europea. Pero hay otro factor que ha contribuido a aumentar esa volatilidad: la elevada dependencia de la economía española respecto a los sectores más cíclicos, a diferencia de otras economías del continente. Estos sectores son los que, a su vez, realizan mayor número de contratos temporales […]. No tengo la menor duda de que, para un gobierno, el enfoque adecuado es abolir la dualidad fijo-temporal. Debería haber un solo tipo de contrato laboral, quizá con una indemnización no demasiado elevada o con un modelo de capitalización que permita a empresas y trabajadores conocer, en cada momento, los costes del despido”.

Respecto a la situación de la economía española, Christopher Pissarides sostuvo que algunas de las grandes reformas necesarias para relanzar la creación de empleo ya se han puesto en marcha, especialmente en el último año: “Van en la dirección adecuada, aunque hacen falta medidas adicionales. Pero no vamos a ver resultados inmediatos en el empleo. Quizá veamos cómo se frena el deterioro de las cifras del paro; incluso, alguna mejora en este sentido, Pero para ver un gran impacto en la creación de empleo debemos esperar a que llegue la recuperación económica, que no va a venir de la mano de las reformas del mercado laboral. La recuperación necesita que, previamente, se reconstruya la confianza en el sistema bancario y en la economía europea, que son tan importantes para España. Una vez que esa confianza se haya restaurado, llegará la recuperación y se volverá a la creación de empleo en un nuevo marco laboral, sobre todo si se ha profundizado en la uniformidad de las tipologías de contratos. Si los agentes sociales confían en este nuevo marco, cuando llegue la próxima recesión económica –que, indudablemente, llegará tarde o temprano-, la situación será muy distinta y la destrucción de empleo será mucho menor.