El Rey

Cortes de Cádiz y Constitución de Cádiz. 200 años

José Antonio Escudero. Instituto de Historia de la Intolerancia. UNED

La Monarquía ha constituido la referencia para el gobierno de España a lo largo de su historia, con la sola excepción de los cinco años que sumaron los periodos republicanos y el paréntesis de la Guerra Civil y la dictadura franquista. En un principio, en el periodo visigodo, se trató de una monarquía electiva. A partir de esa época, se fue conformando una monarquía hereditaria que desde la unidad nacional ha estado encarnada en la dinastía de los Austrias hasta fines del siglo XVII, y en la de los Borbones desde el siglo XVIII hasta hoy. En este periodo, el Rey fue de una monarquía absoluta hasta el siglo XIX, en el período que se corresponde con el Antiguo Régimen, y desde entonces, de una monarquía parlamentaria en el Estado liberal.

Con el transcurso del tiempo, de conformidad con esos cambios, la figura del Rey ha adoptado muchas formas y contado con poderes muy distintos. Y pese a la suprema calidad de su magistratura, desde el origen hasta hoy, cabe decir que no existe un estudio de conjunto que analice y sistematice la figura jurídica del monarca en los distintos tiempos y con las diferentes formas políticas absolutistas o liberales, su forma de gobernar, proyección nacional e internacional, sus relaciones con la Iglesia y el Ejército, o la acción cultural y social que ha protagonizado. Esto es lo que se propusieron acometer, como Proyecto Investigador, un conjunto de profesores e investigadores -especialistas en los distintos campos- dirigido por José Antonio Escudero.

El trabajo de investigación desarrollado se plasmó en el libro El Rey. Historia de la Monarquía patrocinado por la Fundación Rafael del Pino y publicado por la Editorial Planeta, que ganó , en el año 2009, el Premio Nacional de Historia de España.