Global Entrepreneurship Week Spain 2016

Emprendedores que cambian el mundo

La Fundación Rafael del Pino organizaron, el encuentro “Global Entrepreneurship Week Spain 2016. Emprendedores que cambian el mundo”, el 14 de noviembre de 2016, con motivo del lanzamiento de la Global Entrepreneurship Week en España.

En Europa, la importancia del crecimiento y el desarrollo de la iniciativa empresarial es compartido por la mayoría de los actores de la actividad emprendedora (empresarios, inversores, compañías, instituciones educativas, administración). Mientras experimentamos una fuerte actividad en la creación de nuevas iniciativas a través de la multiplicación de aceleradoras, incubadoras, créditos blandos, crowdfunding, etc…) no se observa un gran número de empresas creciendo a nivel global, y por consiguiente, creando tanto valor como se esperaría ( puestos de trabajo..)

El acto se estructuró de acuerdo con el siguiente programa:

Bienvenida:
James Costos, Embajador de Estados Unidos

Debate entre emprendedores: Nuevos modelos que cambian el mundo
Oscar Pierre, co-fundador de Glovo
Gerard Olive, co-fundador de Wallapop
Francisco Polo, Director de Change.org España
Carlota Pi Amorós, co-fundadora de HolaLuz.com

Clausura:
Carlos Barrabés, Presidente de Grupo Barrabés

RESUMEN

El 14 de noviembre tuvo lugar en la Fundación Rafael del Pino el acto de lanzamiento de la Global Entrepreneurship Week Spain 2016, bajo el lema “Emprendedores que cambian el mundo”. El centro del acto fue el encuentro que protagonizaron Carlota Pi Amorós, confundadora de HolaLuz.com; Gerard Olivé, cofundador de Wallapop; Óscar Pierre, cofundador de Glovo, y Francisco Polo, director de Change.org España.

Carlota Pi explicó que la idea de crear HolaLuz.com vino de entender que, de aquí a 15 años, nadie considerará la opción de tener una casa que no cuente con un autosistema de producción de luz. Lo que hace HaloLuz es conectar a los autoproductores. La empresa empezó hace seis años con tres clientes, las casas de los fundadores, y ya cuentan con más de 80.000 en toda España.

Para Carlota Pi, el espíritu de la empresa se resume en tres puntos: la gente es lo primero, lo que implica rodearse de un equipo potente y con ganas de cambiar el mundo; crear valor desde los valores, lo que les permite crecer a un ritmo de dos dígitos cada semana gracias, en parte, a que sus clientes recomiendan HolaLuz a otros autoproductores; y ser fiel a uno mismo.

También indicó que el negocio necesita una cierta masa crítica, de alrededor de medio millón de clientes, que esperan alcanzar a finales de 2019.
Lo que animó a Óscar Pierre y sus socios fue ver cómo se mueven los productos en una ciudad. De ahí surgió la idea de crear una empresa que comprara, recogiera y enviara los mejores productos de la ciudad y los entregara al cliente en cuestión de minutos. Intentaban que entre el momento del pedido y la entrega del producto no pasara más de una hora. Año y medio después de lanzar la empresa, están en ocho ciudades y han superado el millón de euros de facturación mensual.

Su visión siempre fue que las ciudades tienen que ser más accesibles para todo el mundo. Y, con ello, han creado una nueva figura laboral, el glover o persona que hace los pedidos y los lleva a los domicilios. Eso está permitiendo a mucha gente empezar a tener ingresos, o a gestionarlos como les gustaría.

Por su parte, Gerard Olivé, que está detrás de proyectos como Wallapop, FancyBox, ChicPlace o Mascoteros.com, comentó que ya está presente con sus empresas en diez países, incluido Estados Unidos, y que todos los años arranca uno, dos o tres proyectos con visión internacional. Esos proyectos tienen que tener impacto y ser escalables. Ahora también se está centrando más en el emprendimiento social porque considera importante que haya comportamientos diferentes partiendo de valores.

De todas formas, emprender, según dijo, no es tan fácil porque hay muchos días en los que las cosas no van bien. Lo que hace que él, como emprendedor, aguante es que para él tiene sentido personal emprender, porque hace cosas que le gustan y que tienen sentido para mucha gente.
Lo que le movió a Francisco Polo fue su deseo de luchar contra todas las injusticias que pueda, ya que fue víctima de acoso escolar. Su primera lucha fue contra la producción de bombas de racimo en España, que estaban prohibidas. Para ello, inició una campaña online en su blog en 2007 y consiguió acabar con la fabricación.

A partir de esa experiencia fundó Actuable, que se convirtió en la plataforma de peticiones de mayor crecimiento en el mundo. Esto llamó la atención de Change.org y ambas empresas se fusionaron.

Hoy tienen más de 150 millones de usuarios en todo el mundo. Su objetivo es empoderar a todos para que puedan conseguir los cambios que quieran. Según sus métricas, 50 millones de personas ya lo han conseguido.

Compartir