Jornada especial. El futuro de Europa y del Euro

Jornada especial. El futuro de Europa y del Euro

Luis de Guindos y Alberto Recarte, Economistas; Fernando del Pino, Patrono de la Fundación Rafael del Pino y Jim Rogers, confundador de fondo de inversión Quantum (16/06/2012)

La Fundación Rafael del Pino acogió la jornada especial “El Futuro de Europa y del Euro” con la participación de Jim Rogers, Luis de Guindos, Alberto Recarte y Fernando del Pino, el día 16 de junio de 2010. Esta jornada pretendió responder las cuestiones generadas por las recientes convulsiones de los mercados y las últimas decisiones de los legisladores en España y Europa.

En ella, Jim Rogers, primer socio de George Soros, confundador del fondo de inversión Quantum y creador del Rogers International Commodities Index, afirmó que “Casi todos los países ignoran el tratado de Maastricht y, por tanto, le restan solidez al Euro. No podemos tener una moneda sólida, duradera, si continuamos socavándola gastando el dinero que no tenemos. Ojalá que el Euro sobreviva; el mundo necesita al Euro, que era una moneda muy buena en principio y en teoría. Pero todos los países, Alemania incluida y, con ella, el resto de naciones que mantenían políticas sensatas, está gastándose el dinero que no tiene. Y acaban de ponerse de acuerdo en preparar los rescates de los países que están en déficit. Estas bases no son las adecuadas para la existencia de una moneda. De verdad, me gustaría que el Euro funcionase, pero ninguna unión monetaria de la Historia ha sobrevivido durante mucho tiempo, y me temo que esta tampoco. Yo tengo Euros en cartera, ahora mismo; espero que funcione, pero… no soy optimista”.

Respecto a las dudas respecto al crecimiento chino, Jim Rogers no sabía “si realmente el ritmo de crecimiento es el que dicen las autoridades chinas; no me creo las cifras de ningún gobierno. Pero sí sé que crecen, y que se trata de una increíble historia de éxito. ¿Van a seguir creciendo? Creo que sí. ¿Habrá baches en su camino? Estoy también seguro de que sí y de que serán terribles. Pero los Estados Unidos sufrieron en el siglo XIX quince depresiones, una terrible guerra civil, ausencia de Derechos Civiles, ausencia del Imperio de la Ley, masacres en las calles… No hace tanto, en 1907, los Estados Unidos se declararon en bancarrota. Pero en el siglo XX resurgimos y nos convertimos en una de las naciones más poderosas. Y eso mismo le pasará a China. Habrá muchos baches en el camino, no se cuando ni de qué profundidad, pero los habrá. Pero llegarán a convertirse en uno de los protagonistas del siglo XXI. Por supuesto que el yuan no está correctamente valorado; ¡Su valor lo fijan los burócratas de Pekín! Si dejasen que el mercado lo decidiese, todos lo sabríamos. Si debe apreciarse o depreciarse cuando esto ocurra… Bien, no me sorprendería que bajase en el corto plazo sólo porque todo el mundo espera que suba (yo, que tengo yuanes en cartera, incluido). Pero a medio plazo, estoy seguro de que subirá, y mucho, una vez que flote libremente en el mercado, que es mucho más listo que yo o que los burócratas de Pekín”.