Mesa redonda. ¿Cómo asegurar un proceso de desinflación competitiva en España?

Mesa redonda. Cómo asegurar un proceso de desinflación competitiva en España

David Taguas, Presidente de SEOPAN; Rafael Doménech, Economista Jefe de España y Europa de BBVA Research; y Amadeo Petitbò, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid (10/03/2011)

La Fundación Rafael del Pino organizó, el día 10 de marzo de 2011, la Mesa Redonda titulada “¿Cómo asegurar un proceso de desinflación competitiva en España?” con el objetivo analizar las posibles vías para contribuir a mejorar la competitividad de la economía española en un momento como el actual caracterizado por la aparición de tensiones inflacionistas en un contexto de debilidad del crecimiento económico.

El debate contó con la participación de David Taguas, Presidente de la Asociación de empresas constructoras de ámbito nacional (SEOPAN); Rafael Doménech, Economista Jefe de España y Europa de BBVA Research; y Amadeo Petitbò, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid.

David Taguas afirmó: “La política de desinflación es más necesaria ahora que nunca. Hay que recordar que, con la Unión Monetaria, ahora es imposible recurrir a devaluaciones competitivas, algo a lo que nos habíamos acostumbrado en los periodos de pérdida de competitividad, como en los primeros años 80 ó 90, o en la última recesión. El recurso a la devaluación, como en aquellas ocasiones, es ahora inviable. Hoy, el único camino posible es utilizar el sentido común y el esfuerzo de todos los agentes económicos y sociales para propiciar un pacto de rentas que nos lleve a una situación en la que España pueda recuperar parte de la competitividad perdida. Eso es esencial para tener mejores expectativas de crecimiento y poder salir de la actual situación, que es bastante crítica”. La posibilidad de salir del euro para beneficiarse de una posible devaluación competitiva ha sido rechazada por David Taguas: “La ruptura del euro es un escenario que hay que descartar. La economía española ha obtenido, sin duda, beneficios enormes de su pertenencia al área monetaria europea y salir de la misma sería un escenario terrible. Debemos descartar ese escenario y hacer los deberes para que eso no pueda ocurrir”.