Modelización macroeconómica y economía regional

La Fundación Rafael del Pino organiza el diálogo “En busca de la prosperidad” en el que con la intervención  de César Molinas, José Manuel González-Páramo, Rafael Doménech y Javier André. En MadrId el 26 de noviembre de 2015. DS

Rafael Domenech. Universidad de Valencia

El día 29 de septiembre de 2005, D. Francisco Tomás Vert, Rector de la Universidad de Valencia, y el Director de la Fundación, firmaron un Convenio de Colaboración cuyo objetivo es regular la participación de la Fundación Rafael del Pino con motivo de su aportación para el desarrollo del Proyecto de Investigación “Modelización macroeconómica y economía regional” cofinanciado en un 75% por la Dirección General de Presupuestos del Ministerio de Economía y Hacienda, con cargo a los Fondos FEDER del Programa Operativo de Asistencia Técnica (Objetivo 1) 2000-2006.

Este Convenio refuerza las líneas específicas de colaboración del convenio vigente entre el Instituto de Economía Internacional y la Dirección General de Presupuestos del Ministerio de Hacienda entre 2005 y 2007, en relación con la modelización macroeconómica y análisis de la política fiscal y la economía regional.

El último modelo de simulación diseñado en el Ministerio de Economía y Hacienda, el MOISEES, ha sido ampliamente utilizado desde su creación para la simulación y evaluación de políticas económicas en la economía española. Sin embargo, la prioridad que concede al lado de la demanda frente a la oferta, su hincapié en el corto plazo, y la dificultad para derivar sus ecuaciones a partir de un marco consistente, lo han ido alejando de otros modelos macroeconómicos más modernos, como el Quest 2 de la Comisión Europea, el Multimod Mark 3 del FMI o el Marmotte del CEPII/CEPREMAP. Por ello, resulta de gran interés disponer de un modelo de simulación que cumpla estándares de calidad equiparables a los modelos anteriormente citados pero programado en un software transparente y fácilmente accesible.

La construcción de dicho modelo, el REMS, ya ha sido emprendida en el marco del Convenio suscrito. El REMS presentará importantes diferencias con respecto al MOISEES, y cumplirá una serie de características entre las que se pueden citar las siguientes:

  • Será un modelo de periodicidad trimestral, cuyo objetivo no radicará tanto en el corto plazo como en el medio y largo plazo.
  • El modelo tendrá sólidos cimientos microeconómicos pues estará formado por un conjunto de, aproximadamente, cuarenta ecuaciones que se irán construyendo a partir de un proceso de optimización intertemporal, que dotará de transparencia a su comportamiento y facilitará la interpretación de los resultados.
  • El REMS será forward-looking, lo que significa que las expectativas de los agentes sobre la evolución futura de las variables macroeconómicas pueden condicionar la situación presente de la economía.
  • Como en la mayoría de los modelos macroeconómicos modernos el Rems se apoyará en el supuesto de expectativas racionales con previsión perfecta.
  • Pese a su interés en el medio y largo plazo, el Rems introducirá distintos tipos de rigideces que lo alejarán de una visión puramente neoclásica de la economía, con competencia perfecta y equilibrio en los mercados de bienes y factores. En particular, se considerarán tres tipos de inflexibilidades en el modelo. En primer lugar, existirán fricciones en el mercado de trabajo originadas porque el proceso de emparejamiento entre ofertas y demandas de empleo es costoso, hecho que explica la existencia de desempleo. En segundo lugar, también se incluirán rigideces en la función de inversión, recogidas por la existencia de costes de ajuste del capital. Por último, el modelo incorporará rigideces en la oferta de productos, originadas por la existencia de un conjunto de empresas que, actuando en régimen de competencia monopolística, son reacias a modificar el precio de sus productos en el corto plazo.
  • El modelo utilizará la inferencia estadística para ajustar el valor de los parámetros a las características de la economía española. En particular, los parámetros se estimarán por el método generalizado de momentos (MGM) a partir de una base de datos elaborada ex profeso para las variables relevantes.
  • El proceso de estimación y simulación estará totalmente automatizado, de modo que el modelo será fácilmente adaptable a la última información estadística disponible. Así, por ejemplo, incorporando el último dato económico a la base de datos, el modelo automáticamente re-estimará los parámetros y obtendrá las simulaciones condicionadas al nuevo valor de los mismos.

El modelo permitirá estudiar las consecuencias de un amplio abanico de medidas de política económica, permanentes o transitorias y realizadas o esperadas. Para ello el modelo obtendrá la solución de largo plazo, o estado estacionario, antes y después del cambio en el parámetro de política económica, así como la senda de transición entre los dos estados estacionarios, ofreciendo por lo tanto información sobre la velocidad a la que se producen los cambios en las variables de interés.

En particular, el diseño del modelo lo hará especialmente apropiado para el estudio de los efectos de políticas fiscales (con un elevado detalle en los tipos de impuestos), política monetaria, política energética, política laboral y política comercial.