Negocios con la base de la pirámide. Validación de un modelo de gestión de la acción social de la empresa

Former Mansion of Eduardo Adcoch, at 37 Paseo de la Castellana (avenue) in Chamberi district in Madrid (Spain), built in 1906.

Juan Luis Martínez y María Carbonell

Fruto de los trabajos de investigación realizados por los profesores Juan Luis Martínez y María Carbonell con el apoyo de la Fundación Rafael del Pino, ambos investigadores han formulado un modelo de gestión de la acción social empresarial.

Las claves sobre las que han desarrollado este modelo han sido publicadas bajo los títulos “La acción social de la empresa. El caso español y latinoamericano” y “Los stakeholders y la acción social de la empresa”, este último perteneciente a la Colección Economía y Empresa de la Fundación Rafael del Pino.

Para la formulación de este modelo, que requiere una validación práctica a través de la identificación de algunas iniciativas que puedan ejemplificar sus fundamentos y recomendaciones, la Fundacuión Rafael del Pino ha firmado un convenio de investigación en 2006.

El estudio se basará en las acciones que se están poniendo en marcha por parte de las empresas para hacer negocios con la llamada base de la pirámide una buena forma de validar nuestras conclusiones y metodologías.

Hacer negocios con la base de la pirámide, el segmento de población de más bajos recursos, ha merecido una especial atención, tanto por parte de la empresa, como las instituciones académicas en los últimos años. Las condiciones que tradicionalmente se han exigido a un segmento de mercado para poder actuar sobre él han sido que éste sea medible, sustancial, accesible, diferenciable y accionable. Pues bien, todos estos requisitos los reúne el grupo de población más desatendido por las empresas hasta la fecha, el de bajos ingresos, o dicho sin eufemismos, los pobres.

El potencial que tiene el mercado de bajos recursos, tanto para el desarrollo de la actividad empresarial, como para reforzar los valores éticos y de servicio, es un hecho incuestionable. Los dos pilares en los que se sustenta el estudio son:

  • Una redignificación de la persona, considerándola, no como sujeto pasivo y dependiente, sino como protagonista de su propio desarrollo, capaz de resolver, si se le ofrece la oportunidad, sus necesidades de ahorro y consumo.
  • Una visión inclusiva del capitalismo, que subsuma a grupos de población artificialmente excluidos de su lógica económica.