Reformas para un crecimiento racional de la economía española

Juan María Nin, Joaquín Almunia y John Müller

La Fundación Rafael del Pino organizó, el 19 de abril de 2017, el diálogo “Reformas para un crecimiento racional de la economía española” con motivo del último libro de Juan María Nin “Por un crecimiento Racional” editado por Deusto. En el acto participaron, junto al autor, Joaquín Almunia y John Müller.

Juan María Nin Génova, consejero Senior en estrategia internacional y finanzas. Licenciado en derecho y economía por la Universidad de Deusto y Master in Laws and Political Sciences por la London School of Economics, conoce de primera mano el mundo de la gestión empresarial, finanzas, energías y la política económica internacional. Desde que formó parte del equipo del Ministro para las Relaciones con las Comunidades Europeas (1978-1980), es un firme partidario del proyecto de Europa. También es uno de los principales defensores de las oportunidades del acuerdo de libre comercio entre EEUU y la UE (el TTIP) y, como expresidente de la Fundación Consejo España-EEUU, un experto en las relaciones bilaterales entre ambos países. El centro de su trayectoria profesional ha sido el sector bancario. Fue uno de los artífices de uno de los procesos de fusión de bancos más importantes del país. Durante la reestructuración del sistema financiero español, lideró múltiples operaciones de compra y fusión de entidades así como la compleja transformación de una caja de ahorros en una de las entidades financieras líderes del sector bancario.Analista de la complejidad de las relaciones internacionales, la economía y la política, es además un reconocido experto en banca, procesos de transformación empresarial y política europea. Entre 2007 y 2014 estuvo al frente de La Caixa como vicepresidente y consejero delegado y también fue consejero delegado del Banco Sabadell. Además, ha formado parte de instituciones como el FMI, Milken Institute y Bildeberg. En la actualidad es el presidente de la Fundación Consejo España-EEUU y forma parte de los consejeros de gobierno de la Universidad de Deusto, Deusto Business School, ESADE y la Asociación para el Progreso de la Dirección. En 2013 recibió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil.

Joaquín Almunia es uno de los políticos españoles con mayor experiencia internacional, particularmente en el ámbito de la Unión Europea. Ha sido Vicepresidente y Comisario Europeo de Competencia entre los años 2010 y 2014, tras haber sido ya anteriormente Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Monetarios entre 2004 y 2010. Licenciado en Derecho y Ciencias Económicas en la Universidad Comercial de Deusto, completó sus estudios de posgrado en l’École Pratique des Hautes Études en París. Su trayectoria profesional comenzó como economista en la Oficina del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio españolas en Bruselas (1972 – 1975), trabajando sobre temas de la entonces llamada Comunidad Europea. A continuación fue responsable del Gabinete económico del sindicato UGT entre 1976 y 1979 antes de dedicarse a la política dentro del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Desde marzo de 1979 hasta abril de 2004 sería diputado en el Congreso por el Grupo Socialista. Tras la victoria del PSOE en octubre de 1982 ejercería como Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales (1982-1986) y Ministro de Administraciones Públicas (1986-1991) en sucesivos gobiernos de Felipe González. Tras abandonar el ejecutivo participó en el programa “Senior managers in Government” de la Escuela de Gobierno Kennedy en la Universidad de Harvard. También fue profesor asociado de Derecho del Trabajo en la Universidad de Alcalá de Henares. A partir de 1997 asumiría la Secretaría General del Partido y se presentaría como candidato a Presidente del Gobierno de España en las elecciones Generales de 2000, pero tras no resultar ganador dimitió del cargo. En su última legislatura como diputado (2000-2004) fue Presidente de la Comisión de Presupuestos. En abril de 2004, fue nombrado miembro de la Comisión Europea. En 2010, el presidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso le encomendó una Vicepresidencia y las riendas de la cartera de Competencia, desde la cual ha mantenido su compromiso institucional con Europa. En la actualidad se dedica a la investigación y reflexión en el entorno de diferentes think tanks y otras plataformas, así como conferencias, libros y artículos para distintos medios. Es, entre otros, Visiting Professor at the European Institute of the London School of Economic and Political Science y el Paris School of International Affairs of Sciences Po.

John Müller dio sus primeros pasos en el mundo del periodismo en el semanario chileno “Hoy” tras licenciarse en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Sus estudios posteriores en la Universidad de Navarra y el IESE Business School le vincularon definitivamente con España. Tras su estancia en Pamplona, John Müller se vinculó a Diario 16, como corresponsal en Chile donde compatibilizó esta actividad con su trabajo como editor de Hoy, uno de los altavoces del movimiento democrático durante el decisivo año 1988 en el que tuvo lugar el plebiscito que puso fin a la dictadura militar. Posteriormente, John Müller se trasladó a España donde participó en la fundación de los diarios La Gaceta de los Negocios y El Mundo. Permaneció este diario como director adjunto hasta su vuelta a América para dirigir el diario El Universal de Caracas que obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en Venezuela. Tras su vuelta al diario El Mundo, recientemente decidió renunciar a la Dirección adjunta del mismo, incorporándose tras un corto periodo a un nuevo proyecto periodístico, el diario El Español, también como Director Adjunto.

RESUMEN
El 19 de abril de 2017 tuvo lugar en la Fundación Rafael del Pino el diálogo “Reformas necesarias para un crecimiento racional de la economía española”, en el que participaron Juan María Nin y Joaquín Almunia, con motivo de la presentación del libro de Nin titulado “Por un crecimiento racional”.

Nin, ex consejero delegado de Caixa Bank, indicó que es preciso que los principios económicos vuelvan a la filosofía. En ese sentido, su libro es fundamentalmente ideológico, dijo, porque su eje central se basa en el sistema de pensamiento europeo y en la Escuela de Salamanca.

A partir de ahí, Nin indicó que el legado que la sociedad española está dejando a las generaciones futuras es un legado de deuda. Antes, una empresa conseguía un poco de capital y después se endeudaba enormemente para realizar sus operaciones; ahora, en cambio, los nuevos empresarios rechazan la deuda y piensan en conseguir capital para su empresa. Eso es pasar del deudismo al capitalismo, y hay que hacerlo porque conduce a un crecimiento sano, mientras que el apalancamiento lleva a una exuberancia irracional.

Ahora hemos agotado un ciclo largo, de cincuenta años, en el que hemos tenido un crecimiento económico importante, basado en el consumismo y la política monetaria, cuyos motores fueron la demografía y la explotación ecológica. Esos impulsos se agotaron, pero la ingeniería financiera añadió más combustible, con lo que se creó una burbuja muy importante. La situación resultante es una de máximos históricos de deuda y de mínimos de capital. Cuando estalla la burbuja, aparece la fragilidad del sistema.

Ese ciclo de deuda ha concluido y ahora hemos entrado en un ciclo corto de intervenciones serias. No vamos a caer en el abismo, pero tampoco vamos a salir de la situación. Estamos atrapados en este ciclo corto y lo único que hemos hecho ha sido comprar tiempo.

Por su parte, Joaquín Almunia, ex vicepresidente de la Comisión Europea, recordó que en ese ciclo de cincuenta años hay una fase intermedia en los años 70, caracterizada por la ruptura del sistema monetario internacional en 1971 y por la crisis del petróleo de 1973, que dejó a los países en una situación muy complicada. La respuesta a ello fueron las políticas de desregulación y liberalización de Reagan y Thatcher. La segunda parte del ciclo tiene que ver con la aplicación de dichas políticas. Ahí se abre una oportunidad para la deuda, que es una oportunidad para el desarrollo del sistema financiero.

También había que tener en cuenta los desequilibrios macroeconómicos que tenía el mundo en 2008, en especial China y su elevadísimo superávit por cuenta corriente. Ahora la pregunta es cómo se crece sin política monetaria y sin política fiscal. En este sentido, Nin advirtió de que podríamos vernos atrapados en un sistema de deflación y crecimiento y Almunia insistió en que, para salir de él, hay que potenciar la demanda.

En relación con el rescate de la banca española, Nin comentó que esta cuestión se trató en la reunión del Club Bildelberg de 2012. Entonces la banca necesitaba 150.000 millones de euros como mínimo, pero los mecanismos europeos para el rescate aún no se habían creado. Nin, entonces, defendió la necesidad del rescate argumentando que el ciclo económico español no es el europeo y que hay una disociación de tiempos y de ciclos; que en España sabíamos en que nos habíamos equivocado y, por tanto, teníamos la oportunidad de mejorar, y que en España no hay fraude.

Una parte de la sociedad española, incluido el Ibex, era partidaria de la intervención, pero otra parte planteaba un gran interrogante, y es que si se reconocía la necesidad de ayuda y se fijaba una cifra que luego no se correspondiese con la realidad, entonces habría el riesgo de una crisis de deuda en los mercados. Lo positivo de aquella situación es que Obama y Merkel estaban a favor de ayudar a España.

Compartir