El engaño populista

Axel Kaiser y Gloria Álvarez

Watch in English

Audio mp3Descargar audio castellano

Audio mp3Download english audio

Resumen

Con motivo de la presentación del libro “El engaño populista”, la Fundación Rafael del Pino organizó el 30 de mayo de 2016 un debate entre los autores de la obra: Axel Kaiser, abogado chileno-alemán considerado como uno de los intelectuales liberales más influyentes de la nueva generación en Hispanoamérica, y Gloria Álvarez, una politóloga guatemalteca que se dio a conocer internacionalmente con el discurso que pronunció en el Parlamento Iberoamericano de la Juventud en 2014.

Para Gloria Álvarez, el populismo empieza por insertar odio en la sociedad, mediante la manipulación del lenguaje. Debido a ella desaparece la referencia al individuo para hablar del pueblo, o quien apoya la voluntad del gobierno, y del antipueblo, o quien es contrario a esa voluntad. Pero, ¿quién es el pueblo?, ¿dónde vive?, ¿en qué trabaja? La realidad es que el pueblo no existe, ni el antipueblo tampoco. Lo que existen son individuos y todo lo demás es manipulación psicológica.

A su vez, Axel Kaiser considera que el populismo tiene elementos de socialismo y de nacionalismo. Para él no hay diferencia entre fascismo, nazismo, comunismo o populismo, porque la esencia de todos ellos es el antiliberalismo y la idolatría del estado como ente capaz de resolver todas las cosas.

El populismo, sin embargo, no es un fenómeno particular de Latinoamérica. Gloria Álvarez indica al respecto que lo que ocurre en esa área es que hay necesidades latentes que hace que estalle más rápidamente. Aquí ya había potencial para ello debido al desencanto que generan las políticas socialistas, aunque luego el discurso a quien culpa es al libre mercado con el fin de tratar de ganar votos a través de la manipulación psicológica y mediática.

En este sentido, Axel Keisler destaca que la novedad del socialismo del siglo XXI es considerar a la democracia como instrumento para desarrollar el socialismo. Además, el discurso está controlado por intelectuales que son básicamente socialistas, porque de lo que se trata es de construir una hegemonía cultural.

Esto es posible, considera Gloria Álvarez, por la falta de comprensión de cómo funciona la economía. Cada vez que hay una crisis económica se le echa la culpa al mercado cuando la verdadera responsabilidad le corresponde a la intervención del Estado. Para Axel Kaiser, en cambio, la causa reside en las ideas que predominan, porque son las que definen cómo vemos el mundo.

En Latinoamérica no suele ser posible utilizar los medios de comunicación para cambiar las cosas porque son propiedad del gobierno o están a su servicio, explica Gloria Álvarez. Lo único que quedan son las redes sociales e internet, porque ni siquiera el gobierno chino puede controlar la red al cien por cien. Además, añade Axel Keiser, no es un problema de formación de la gente porque muchas veces las personas más formadas son socialistas. Y, aun peor, por lo general los políticos y los votantes están preocupados solo por el corto plazo.

Gloria Álvarez concluyó advirtiendo que los políticos prometen a corto plazo y nunca falta el regalo constante para dar la impresión al pueblo de que solo es una minoría quien está perdiendo sus privilegios, pero esto es pan para hoy y hambre para mañana. Y Axel Kaiser añadió que la promesa del marxismo es la abundancia para todos, pero que es el capitalismo quien en realidad la cumple.

“La Fundación Rafael del Pino no se hace responsable de los comentarios, opiniones o manifestaciones realizados por las personas que participan en sus actividades y que son expresadas como resultado de su derecho inalienable a la libertad de expresión y bajo su entera responsabilidad. Los contenidos incluidos en el presente resumen, realizado para la Fundación Rafael del Pino por el profesor Emilio González, son resultado de los debates mantenidos en el encuentro realizado al efecto en la Fundación y son responsabilidad de sus autores.”