Ideas Camp. El viaje de las ideas

“Ideas Camp” es un programa de aceleración de ideas que transforma en cada edición cinco ideas en proyectos, a través de un viaje por carretera retransmitido por nuestra sala de televisión web www.frptv.es . El viaje se desarrolló entre el 7 y el 14 de julio y la ganadora Esther Borao recibió un premio de 5.000 euros y un año de coaching.

“Ideas camp” recorrió España desde Barcelona a Madrid. En cada una de las etapas que ha incluído Zaragoza, Logroño, Soria, Calatayud, Valencia, Barcelona y Madrid, los emprendedores han recibido la formación de clase de uno de los mentores ( Barcelona: Toni Segarra; Zaragoza: David Rodríguez; Logroño: Eneko Knorr; Soria: Luís Soldevila; Calatayud: Esther López & Malcolm Bain; Valencia: José María Palomares; Madrid: Sebastién Lefevre) que les han guiado en el camino de llevar su idea a la práctica, así como sesiones one-to-one para poder aplicar lo aprendido en sus proyectos.

El viaje ha concluído con un evento final en Madrid, en la Fundación Rafael del Pino, cofundadora de este proyecto, donde los cinco emprendedores han presentado sus ideas delante de una audiencia formada por inversores, medios de comunicación y representantes del mundo emprendedor.

RESUMEN

El 14 de julio de 2017 tuvo lugar en la sede de la Fundación Rafael del Pino el último acto de Ideas.camp, un programa de aceleración de ideas que transforma en cada edición 5 ideas en proyectos, a través de un viaje por carretera retransmitido por Internet.

Pau García-Milá, codirector del programa, explicó que a la edición de 2017 se presentaron 354 personas con sus ideas, de las que salieron las cinco que realizaron el viaje. Durante el trayecto, formado por siete etapas, los participantes recibieron en cada parada clases y sesiones one-to-one que les guiaran para llevar sus ideas a la práctica. Así, en Barcelona tuvieron como profesor a Toni Segarra, que habló de la importancia de la marca. En Zaragoza, David Rodríguez enseñó cómo se debe comunicar un proyecto. En Logroño, Eneko Knorr compartió su experiencia como emprendedor. En Soria, Lluis Soldevila planteó el desafío de qué modelo de negocio se podría construir con cinco euros. En Calatayud, Esther López habló de legalidad y Malcolm Bain de propiedad intelectual y protección de datos. En Valencia, Chema Palomares enseñó sobre comunicación verbal, no verbal y digital. Finalmente, en Madrid, Sébastien Lefevre desveló los secretos para crecer con una start up.

Una vez concluida la clase, los finalistas presentaron sus respectivos proyectos a un jurado encargado de elegir el ganador. Los proyectos que presentaron fueron los siguientes:
Gemma-Izumi Galcerán (Denka) mostró su preocupación por el hambre en los campos de refugiados en África y se preguntó cómo cambiarían las cosas si ellos mismos pudieran cultivar sus propios alimentos. Para ello diseñó Denka, una maceta eficiente que permite utilizar poca agua y maximiza el rendimiento de los cultivos. Llevar estas macetas a los campos de refugiados permitiría que ellos mismos produjeran su propia comida. Es más, en el proyecto, el 60% de la producción se destinaría al autoconsumo y se comerciaría con los excedentes para obtener otros productos y servicios. La producción sería totalmente orgánica. Y como estas macetas se pueden utilizar en huertos urbanos, por cada una de ellas que se adquiriese, Denka enviaría otra a los refugiados. Como el material es muy económico, el precio final permitiría asumir la donación y el coste del transporte.

Esther Borao (The Ifs) señaló la dificultad de imaginar cuáles serán las carreras profesionales del futuro. Como no lo sabemos, no podemos educar a las personas para ello, pero sí podemos ayudar a los niños a cultivar sus pasiones. The Ifs son juguetes que les permiten crear sus propias historias. Algo importante teniendo en cuenta que, según las estimaciones, dentro de 10 años habrá en Estados Unidos un millón de empleos relacionados con la programación. Los niños de hoy pueden aprender a programar con The Ifs. La programación está dentro de los muñecos, y vendrían acompañados de un clip para colegios y otro para los padres.

Alberto Sierra (UTicket) preguntó cuántos hemos perdido los tickets de compra y, con ello, la garantía de los productos. UTickets es una aplicación móvil para el almacenamiento y gestión de los tickets de compra. La aplicación podrá realizar ofertas personalizadas a partir de los datos que aportan esos tickets y de los perfiles personales que se obtienen del análisis de los mismos. El retail tendrá acceso a un sistema único de gestión de sus ventas y a los datos para poder diseñar ofertas personalizadas y programas de fidelización.

Munther Odeh (EasyHealth) partió de la premisa de que la tecnología está al servicio de las personas y pensó en cómo podría ayudar con ella a su madre, que padece problemas crónicos de espalda y que tiene que llevar consigo una cantidad enorme de pruebas cada vez que va al médico. El problema es que, en el sector privado, cada sociedad médica o cadena de hospitales tiene su propio historial clínico, con lo que si uno va a un centro de otra cadena tiene que contar toda su historia y necesita guardar todos sus datos para poder aportarlos. En un país como España, con una población cada vez más envejecida, se va a generar un volumen cada vez mayor de datos a través de más y más pruebas médicas. EasyHealth es una plataforma on line que permite gestionar y visualizar el historial médico de una persona y la administración de los tratamientos que se le han prescrito.

Leire Vázquez (Shop & Care) consideró que la industria textil se basa en vulnerar los derechos de los trabajadores y en contaminar. De ahí la importancia de las marcas sostenibles y ‘slow fashion’, que actúan de una forma diferente. Shop & Care es un punto de encuentro entre esas marcas y los usuarios convencidos, los cuales quieren poder adquirir dichos productos, pero no los encuentran. Al mismo tiempo, las marcas responsables encuentran un lugar en el que aparecer todas ellas. Los rendimientos económicos vendrán a través de una comisión por cada compra realizada. Inditex y H&M ya hace productos sostenibles y ecológicos y la tendencia será creciente.

Tras las presentaciones, intervino Pau García-Milá, quien explicó que, a lo largo de Ideas.camp habían aplicado una metodología de innovación rápida, que consiste en hacer evolucionar una idea de forma rápida. Pero, ¿qué es innovación?

Vivimos en un mundo en el que cada segundo nacen cuatro bebes y se activan 45 smartphones. El smartphone es el tercer producto de la historia que se ha vendido a un ritmo mayor que el del crecimiento de la población y eso ha cambiado muchas cosas. Antes, Nokia, Motorola y Blackberry tenían una cuota de mercado del 50% en teléfonos móviles y diez años después han desaparecido o se han vendido, a causa de una innovación como es el smartphone.

La innovación tiene tres componentes: ideas, pasión y capacidad de comunicación. Las ideas son respuestas a preguntas y las buenas ideas son las respuestas a las preguntas correctas. Por lo que se refiere a la pasión, el 80% del trabajo de los innovadores acaba en la basura. Por ello, hay que intentar crear equipos apasionados con su trabajo. La pasión es una medicina para la incertidumbre, para el fracaso. Y hay que adaptarse a un cambio que tiene lugar a gran velocidad.

La gran empresa suele tener miedo a las start ups porque en todas las start ups si se deja de innovar, la empresa se muere en dos meses. En una gran empresa esto sucede entre diez y veinte años. Una start up tiene que tener listo un prototipo en una o dos semanas; una grande lo tiene entre uno y dos años. Una start up puede fracasar cuatro veces de media; una gran empresa hasta diez veces. De ahí la necesidad de la start up de tener éxito y pronto y de ahí el temor de la gran empresa a la start up, porque compite contra su propia velocidad de innovación. Por ello, las grandes empresas empiezan a colaborar con start ups.

En relación con la comunicación, hay que encontrar el punto medio entre la ambición y el respeto. Cuando comunicamos, a veces olvidamos que lo de aquí también es lo suficientemente importante.
Por último, para generar ideas es preciso observar el entorno, la rutina; preguntarse qué hay en esa rutina; generar las ideas a partir de ella; explicar esas ideas a otras personas y repetir todo el proceso hasta lograrlo.

Una vez finalizada la intervención de Pau García-Milá, el jurado dio a conocer su veredicto, proclamando ganadora de la edición de 2017 de Ideas.camp a Esther Borao.