Liderazgo y seguridad: la Guardia Civil en la lucha contra el terrorismo

Alfredo Pérez Rubalcaba, Manuel Sánchez Corbí, Lorenzo Silva y Manuel Campo Vidal

Watch in English

Audio mp3Descargar audio castellano

Audio mp3Download english audio

Resumen

Con motivo de la presentación de los libros “Historia de un desafío” y “Sangre, sudor y paz: La Guardia Civil contra ETA”, el 10 de septiembre de 2017 se celebró en la Fundación Rafael del Pino el diálogo “Liderazgo y seguridad: la Guardia Civil en la lucha contra el terrorismo”, en el que participaron el ex ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; el coronel de la Guardia Civil Manuel Sánchez Corbí, jefe de la Unidad Central Operativa (UCO), y el escritor Lorenzo Silva, coautor de las obras.

El acto se inició con la intervención de Lorenzo Silva, quien destacó que la lucha contra ETA tenía que contarse como una gran historia, y sin renunciar a la épica, porque se trata de la historia de la lucha por la libertad de los españoles y, en particular, por la libertad de los vascos. Para Silva, una historia como ésta, construida a partir de las experiencias vividas de primera mano de quienes protagonizaron la lucha contra ETA y de sus familiares, es una historia necesaria, terapéutica e iluminadora.

La historia es necesaria porque en España, dijo, tenemos una tendencia a la desidia, lo que hace que, una y otra vez, perdamos las historias y sus enseñanzas. Es terapéutica porque los españoles tenemos cierto complejo de que hacemos las cosas mal. Sin embargo, no es así, como prueba que hayamos sido capaces de derrotar a la banda terrorista más profesional y técnicamente mejor de la historia del mundo. Y es iluminadora porque saca a la luz los valores de sacrificio, valentía y esfuerzo que hacen fuerte y digna a una sociedad.

A continuación, intervino brevemente el periodista Gonzalo Araluce, coautor de la obra, quien destacó que se trata de una crónica que cubre 50 años de trayectoria, que explica cómo la Guardia Civil se convirtió en punta de lanza de la lucha contra ETA, lo que nos ha permitido estar donde estamos hoy.

Por su parte, el coronel Manuel Sánchez Corbí, que ha dedicado toda su vida en la Guardia Civil a la lucha contra ETA, explicó que sintió que había que contar todo lo que habían vivido porque los malos estaban contando otra historia, la del empate, cuando la derrota de ETA fue por goleada.

Se trata, indicó, de una historia triste pero que acaba bien y había que contarla porque no había nada escrito acerca de cómo empieza ETA y por qué, cómo evoluciona y cómo evoluciona con ella la Guardia Civil que, al principio, se encontraba a años luz de retraso respecto de la banda terrorista.

Otro motivo para escribir el libro, explicó Sánchez Corbí, fue que detrás de la lucha contra ETA hay gente que merece ser algo más que un número dentro del cómputo de víctimas. Había que ponerle rostro a muchas personas que tienen que tener una página en la historia, personas que contribuyeron a que hoy podamos vivir en paz. Los asesinatos de guardias civiles, recordó, nos hicieron decir “o ganamos, o morimos”, y recordó que la mitad de los guardias civiles asesinados tenían menos de 30 años. “Todo eso había que ponerlo en valor”, enfatizó.

Por último, se refirió a la labor de Francia. Nuestro vecino del otro lado de los Pirineos ha sido criticado porque, en los primeros años de lucha contra ETA, dio a la banda terrorista la cobertura que necesitaba. Eso fue así hasta un determinado momento. Pero, a partir de él, Francia evolucionó y eso hizo que se pudiera derrotar a ETA. Sin esa colaboración de Francia, ETA seguiría matando hoy, advirtió.

A su vez, Alfredo Pérez Rubalcaba dijo que el libro es un manual magnífico de lucha contra el terrorismo y destacó cuatro aspectos fundamentales para derrotar a ETA que aparecen en la obra. En primer lugar, el libro pone de manifiesto el valor de la inteligencia, de la información y de cómo ésta se puede analizar una y otra vez hasta extraer hasta la cosa más insignificante que pudiera servir para combatir a ETA. En cierto modo, el texto es una crónica de cómo la Guardia Civil aprendió a trabajar la información.

En segundo lugar, está la importancia de controlar la ansiedad, de aprender a esperar para que todo lleve a culminar una operación importante, en vez de apresurarse y cerrar operaciones de menor envergadura.

En tercer lugar, Rubalcaba destacó que del libro se infiere que la Guardia Civil se dotó de una tecnología magnífica, hasta el punto de que, cuando ETA llegó a la red, se encontró con que la Guardia Civil ya estaba allí. Por último, destacó la cooperación de Francia. En su opinión, estas cuatro cosas son las que definen el final de ETA.
Finalmente, Rubalcaba señaló que el libro describe como es la Guardia Civil: son leales, compañeros y valientes.

“La Fundación Rafael del Pino no se hace responsable de los comentarios, opiniones o manifestaciones realizados por las personas que participan en sus actividades y que son expresadas como resultado de su derecho inalienable a la libertad de expresión y bajo su entera responsabilidad. Los contenidos incluidos en el presente resumen, realizado para la Fundación Rafael del Pino por el profesor Emilio González, son resultado de los debates mantenidos en el encuentro realizado al efecto en la Fundación y son responsabilidad de sus autores.”